El término movilidad sostenible integra dos derechos fundamentales de los ciudadanos: garantizar el derecho al libre movimiento de personas, y a la vez el derecho a tener una calidad del medio ambiente en el que vive. No obstante, ambos derechos pueden entrar en conflicto, principalmente en zonas urbanas, debido al uso masivo del vehículo privado como medio de transporte. Esta tensión tenderá a aumentar en los próximos años, dado que hay un crecimiento constante de las zonas urbanas, frente a una despoblación de las zonas rurales (el 80% de la población en Europa vive en zonas urbanas). [Artículo de Pablo Frías Marín, director del Observatorio del Vehículo Eléctrico y Movilidad Sostenible de la Universidad Pontificia Comillas].

Según un nuevo informe de PV Market Alliance (PVMA), el mercado solar fotovoltaico mundial solo se verá marginalmente afectado por las recientes decisiones políticas de China, y crecerá hasta 200 GW para el 2022. La diversificación continuará, con nuevos segmentos que representan hasta el 25% de todo el mercado en este momento.
El ministro de Energía Nueva y Renovable de la India, RK Singh, ha anunciado los planes de su departamento para llevar a cabo una gigantesca subasta de 100 GW de energía solar. Si se implementa, el enorme ejercicio de licitación podría eclipsar cualquier subasta realizada hasta ahora. El ministro explicó que las ofertas también incluirán elementos de fabricación y almacenamiento solar.

En menos de una semana comienza el mes de julio y con él finaliza el periodo de sesiones en el Congreso de los Diputados. Hasta la vuelta de las vacaciones, en septiembre, no se retomará. Durante estos dos meses, si no se convoca una sesión extraordinaria motivada por la actualidad política, la actividad en la Cámara estará reducida a su mínima expresión. Solo estarán en activo la Diputación Permanente y algunas de las comisiones.

Antes del 1 de enero de 2020, los más de 8.700 MW renovables, principalmente eólicos y fotovoltaicos, que ganaron las tres subastas convocadas en los últimos años tendrán que estar instalados. Pero para conseguirlo los promotores deben superar una auténtica carrera de obstáculos y uno de los que más está retrasando el proceso son los trámites para la Declaración de Impacto Ambiental.