Calles vacías, coches parados y millones de personas en casa. El coronavirus nos ha dejado imágenes insólitas en la historia reciente, pero también un cambio de hábitos en muchos aspectos de nuestras vidas: teletrabajo, aumento del uso de la bicicleta o de los desplazamientos a pie, niños corriendo por calles peatonalizadas o la apuesta por los pequeños comercios de alimentación que subían cada día su persiana a pesar de la crisis.

En plena crisis del coronavirus, el sector de las energías renovables ha seguido manteniendo el pulso y reivindicando su papel como motor de recuperación. Una de las operaciones más llamativas ha sido la unión de las empresas Cox Energy e Ibexia Development para desarrollar a través de una nueva firma conjunta, Ibox Energy, proyectos fotovoltaicos por más de 1.500 megavatios (MW) en España –comenzarán a generar electricidad de aquí a 2023– que supondrán una inversión de 1.100 millones de euros y generarán entre 4.000 y 5.000 empleos.
Eso sostiene Manuela Carmena, y la presidenta de Red Eléctrica de España, Beatriz Corredor, y su homóloga en el Operador del Mercado Eléctrico (Carmen Becerril), y la también presidenta (de la Asociación de Empresas de Energía Eléctrica) Marina Serrano, y la catedrática de Economía Natalia Fabra... Todas ellas y muchas otras mujeres de la cultura, la ciencia, el periodismo, la empresa y la política (y hombres también) han firmado el Manifiesto por una Recuperación Económica Sostenible, un documento que sigue la estela de la Green Recovery Alliance y en el que apuestan por implementar un paquete "inversiones masivas" (massive investments) que nos saque de la crisis que ahora todo lo ocupa y que esté "basado en el mejor conocimiento científico y en las mejores prácticas". ¿Objetivo último? "Avanzar hacia una sociedad más próspera, sostenible, saludable y resiliente". [Foto: Hannah Zsolosz].

La Comisión Europea, con su presidenta Ursula Von der Leyen, y el vicepresidente Frans Timmermans a la cabeza, han desarrollado el denominado Plan de Recuperación Verde de la Unión Europea (Green Recovery Plan) cuyo borrador ha sido presentado a los europarlamentarios.
El futuro es del autoconsumo, pese al coronavirus. Al menos esa es la principal conclusión de la 1ª Jornada Virtual sobre el sector que organizó APPA Renovables, bajo un formato de lo más futurista. Si durante las semanas iniciales de la pandemia cundió el miedo o la incertidumbre, ahora se respira cierto optimismo en las empresas que se dedican a la instalación y a la ingeniería de nuevos proyectos. «Aunque es cierto que no esperamos que vaya a crecer tanto como se preveía este año», explica Borja Pellicer, director comercial y fundador de Bet Solar, «esperamos que finalmente consigamos duplicar los megavatios instalados en 2019».