El próximo 1 de junio entra en vigor un cambio regulatorio que afectará a todos los consumidores de electricidad. En este contexto, la startup de energía 100% renovable Bulb, ha puesto de manifiesto la confusión generalizada que sufre el consumidor en España a través de su estudio ‘Conocimiento de la factura de la luz en España’, realizado entre 1.000 cabezas de familia españolas. La investigación destaca que el 80% de la población no solo desconoce el inminente cambio, sino que además denuncia falta de información por parte de las grandes eléctricas.

“Nos encontramos ante uno de los cambios más importantes desde que se liberalizó el mercado de la electricidad. Si bien desde Bulb celebramos que la nueva estructura de costes regulados permitirá desarrollar una factura más eficiente para vehículos eléctricos, autoconsumo o baterías, supone incrementar notablemente la complejidad de la factura de la luz para los consumidores, a quienes ya les cuesta mucho entender su factura a día de hoy. La nueva factura va a ser más difícil de comprender y comparar y es fundamental que todas las compañías de luz apoyemos de manera transparente a los usuarios durante este cambio”, señala Iván CabezuelaCountry Manager de Bulb España.

Bulb, que aterrizó en España en 2020 y ha sido nombrada la compañía de más rápido crecimiento en Europa, informó a todos sus usuarios sobre el cambio regulatorio el 23 de abril.
 
Para esta comercializadora de origen inglés, la reforma de la factura eléctrica es una noticia positiva, ya que busca fomentar acciones como el ahorro energético, la eficiencia, el autoconsumo o el despliegue del vehículo eléctrico, que contribuyen al objetivo español de neutralización de las emisiones de carbono para el año 2050.

Uno de los cambios más relevantes es la introducción de dos tramos horarios para la potencia. Esto permitirá a los usuarios contratar una potencia más elevada durante las horas del día en las que utilicen los electrodomésticos de mayor intensidad. Muy útil a la hora de cargar un coche eléctrico, por ejemplo. La potencia es un coste fijo en la factura y optimizarla en base de las necesidades de cada usuario es clave para ahorrar. Por eso es vital que el consumidor entienda correctamente cómo le afecta el cambio regulatorio y cómo puede beneficiarse de ello. Algo difícil de conseguir si tenemos en cuenta que casi 6 de cada 10 españoles que se encargan de la contratación de suministros en el hogar afirma no entender correctamente la factura de la luz ni los conceptos que figuran en ella.

Hay que tener en cuenta que el cambio será automático para aquellos españoles que tengan tarifa regulada (PVPC), mientras que aquellos que estén en el mercado libre deberán revisar las opciones con su compañía eléctrica. Un tema importante si consideramos que el 87% de la población consumidora de energía afirma no haber sido informada por su compañía eléctrica de este cambio ni de cómo le afectará.
 
FALTA DE TRANSPARENCIA

Una de las consecuencias del inminente cambio regulatorio será la búsqueda de alternativas. Una tarea compleja, especialmente si tenemos en cuenta que la mitad de los decisores de contratación de suministros en el hogar o cabezas de familia (46,6%), aseguran no saber comparar su tarifa de electricidad con la de otras personas.

Los que parecen tener más dificultad para hacerlo, son los mayores de 65 años, viéndose obligados a permanecer con su actual compañía por falta de información y transparencia. A la hora de estudiar o comparar las diferentes tarifas de electricidad que existen en el mercado, un tercio de la población recurre a amigos y familiares (34%), seguido de las consultas en páginas oficiales de las diferentes compañías de electricidad (23,9%) y los comparadores (21,4%).

“A día de hoy, a los consumidores les cuesta mucho saber si tienen contratada la potencia adecuada para su hogar y cómo comparar su tarifa con las de otras compañías. Uno de los retos principales que trae la nueva estructura de peajes y cargos es que, a partir de ahora, los usuarios tendrán que optimizar dos potencias y les será más difícil aún comparar precios en el mercado. Hasta el momento, las grandes eléctricas del país no se han preocupado de trasladar de forma clara la información que el consumidor ha necesitado y esto ha derivado en que el sector energético en España sea el segundo peor valorado por los consumidores. Según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), esto se debe principalmente a los altos precios, a la falta de transparencia y al mal servicio prestado”, añade Cabezuela.

A día de hoy y sin que haya llegado el cambio regulatorio, el principal motivo que señalan 3 de cada 4 españoles (76%) para cambiar de compañía eléctrica sería el de reducir el precio de su factura de la luz. De manera adicional, el segundo motivo alegado sería poder consumir energía renovable (20,3%), algo que interesa sobre todo entre la población más joven, conscientes del impacto positivo que tiene en el medio ambiente.

Fuente:https://elperiodicodelaenergia.com/mas-del-80-de-los-espanoles-desconoce-que-en-dos-semanas-cambian-las-tarifas-de-la-luz-que-supondran-una-subida-para-millones-de-consumidores/