El consumo de energía primaria en EEUU totalizó 93 billones de unidades térmicas británicas (quads) en 2020, o 7 quads menos que en 2019. Los combustibles fósiles (petróleo, gas natural y carbón) representaron el 79% del consumo total de energía de EEUU en 2020. Aproximadamente el 21% del consumo de energía en 2020 provino de fuentes de combustibles no fósiles como las renovables y la nuclear, la proporción más alta desde principios del siglo XX, según los datos de la Revisión mensual de energía de la Administración de Información  de Energía de Estados Unidos (EIA).
 
Durante 2020, las respuestas a la pandemia de COVID-19 y otros factores económicos redujeron significativamente el uso de energía en Estados Unidos. La disminución de siete quads en el consumo de energía el año pasado fue la mayor disminución anual registrada. Casi todo este descenso se debió a un menor consumo de combustibles fósiles , especialmente el petróleo utilizado para el transporte y el carbón utilizado para la generación de electricidad. En 2020, el consumo de energía de combustibles fósiles en EEUU, con un total de 73 quads, se encontraba en su nivel más bajo desde 1991.

Entre las fuentes de energía de combustibles no fósiles de EEUU, el consumo de energía renovable aumentó ligeramente de 11,4 quads en 2019 a un récord de 11,6 quads en 2020.Los aumentos en el consumo de energías renovables utilizadas para la generación de electricidad, incluida la energía eólica y solar, se compensaron parcialmente con la disminución del consumo de biocombustibles en el sector transporte. El consumo de energía nuclear de EEUU ascendió a 8.2 quads en 2020, el nivel más bajo desde 2013.

El petróleo ha sido la fuente de energía más consumida en Estados Unidos desde que superó al carbón en 1950. El consumo de petróleo en Estados Unidos se mantiene por debajo de su pico de 2005, y en 2020 totalizó 32,2 quads. El consumo de gas natural ascendió a 31,5 quads en 2020, una ligera disminución con respecto al año anterior, pero el segundo nivel más alto de consumo de gas natural en los Estados Unidos registrado.

El consumo de carbón estadounidense cayó a 9.2 quads en 2020, el nivel más bajo en 116 años. El consumo de carbón en Estados Unidos ha caído más de la mitad desde su pico en 2005; la reducción del uso en el sector de la energía eléctrica ha impulsado gran parte de esta disminución .