Según un estudio elaborado por Toshiba Calefacción & Aire Acondicionadola utilización de sistemas de calefacción basados en tecnología de aerotermia o bomba de calor podría reducir los actuales niveles de contaminación de Madrid en más de un 50% o, lo que es lo mismo, eliminaría de la atmósfera tanto CO2 como el que producen más del triple de los vehículos convencionales que actualmente circulan por la capital.

Por el contrario, las calderas de combustión actualmente instaladas en la capital que utilizan combustibles fósiles, como el gas natural y el gasoil principalmente, son responsables del 56% de la contaminación por CO2 que sufre Madrid y que han llevado al Ayuntamiento de la capital, durante los últimos meses, a activar en diferentes fases su Protocolo de Alta Contaminación. Asimismo, estas son responsables del 54% de las emisiones de NO2 y NOx. Todo ello según datos de la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA).

Según Toshiba, la sustitución de estos equipos por sistemas de calefacción por aerotermia, basados en la bomba de calor, supondría un importante respaldo a los planes de ‘descarbonización’ que propugna la Unión Europea en sus políticas energéticas y medioambientales, el Acuerdo de París sobre cambio climático y los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) establecidos por la ONU como guía para el desarrollo mundial en el siglo XXI.

Hay que recordar que la Directiva 2009/28/CE de la UE de 2009 identifica la aerotermia como una energía renovable para la producción de agua caliente sanitaria (ACS), calefacción y refrigeración capaz de cumplir con los Objetivos 20/20/20 que la Unión Europea ha fijado para 2020 frente al cambio climático: promover las energías renovables hasta el 20%, ahorrar el 20% del consumo de energía mediante una mayor eficiencia energética y reducir las emisiones de CO2 en la misma proporción.

Por otro lado, un estudio comparativo realizado por Toshiba concluye que, además de ser una energía limpia y renovable, la aerotermia permite calentar los hogares con un coste, como mínimo, al menos un 25% más barato que el gas natural y un 50% inferior si se compara con los costes de calentar las viviendas con calderas de gasóleo.

“Hoy en día, la evolución significa ‘dejar de quemar cosas’ como fuente de energía. La sustitución total de las calderas de gas y gasóleo se va a producir sí o sí. Es inevitable, por cuestiones de supervivencia”, apunta Carlos Gómez Caño, director general de Toshiba Calefacción & Aire Acondicionado. “El tiempo en el que se consiga incidirá directamente en la calidad de vida de los ciudadanos, en la preservación del medio ambiente y en la competitividad de la economía española”, añadió.

Fuente:https://elperiodicodelaenergia.com/la-utilizacion-de-sistemas-de-calefaccion-por-bomba-de-calor-reduciria-en-mas-del-50-la-contaminacion-de-madrid/