Es la conclusión principal del Informe Renovables 2021 de la Agencia Internacional de la Energía, que ha presentado hoy en el Club Español de la Energía (Enerclub) su autor principal, el analista senior de la AIE Heymi Bahar. La carrera de las renovables se acelera, "más que nunca", y las previsiones apuntan a que el año 2021 que acaba de concluir establecerá un nuevo máximo histórico de potencia instalada: 290.000 megavatios de nueva capacidad renovable, un 3% más que en 2020. Todo ello, pese a los coletazos de la aún no conclusa pandemia, el incremento brutal del precio de la energía y las materias primas y el igualmente extraordinario encarecimiento de la logística. Más aún: la AIE estima que la capacidad eléctrica con renovables a nivel global aumentará más de un 60% hasta 2026 (vs. 2020).

Los principales causantes de los espléndidos números que las renovables han registrado en 2021 han sido, según la Agencia Internacional de la Energía, (1) las políticas de apoyo gubernamentales y (2) los ambiciosos objetivos en materia de energía limpia que fueron anunciados antes y durante la Cumbre del Clima de Glasgow (CoP26). Sin embargo, la AIE advierte que se necesita un despliegue mayor en todos los sectores para alcanzar el cero neto en ceodós para mediados de siglo. Esas son las conclusiones del Informe Renovables 2021 que ha presentado hoy en Madrid, en el Club Español de la Energía, su autor principal, Heymi Bahar. El analista de la AIE ha iniciado su repaso del informe recordando cómo la edición del año anterior había destacado la gran resiliencia que las energías renovables habían mostrado frente al Covid, con un crecimiento excepcional en 2020 del 40% respecto a 2019 promovido por las políticas de promoción de estas tecnologías.

Pues bien, la nueva edición prevé que el crecimiento de las renovables se acelere aún más, a pesar del incremento de costes, incluyendo los de materiales clave utilizados para la fabricación de paneles solares y aerogeneradores, y estima así que se alcanzará un nuevo récord de nueva capacidad de renovables instalada a nivel global en 2021 de 290 gigavatios (3% mayor que el récord de 2020). Sin embargo, Bahar ha advertido que, “de mantenerse el contexto de precios altos de la energía y de las commodities hasta final del año, podría haber un impacto en el coste de las inversiones de los proyectos renovables”.

El informe estima en ese sentido que este impacto podría hacer que el coste de las inversiones de la eólica volviese a niveles de hace 5 años y, en el caso de la fotovoltaica, a niveles de hace 3 años. Bahar ha comentado también que con los fondos de estimulación económica en el mundo, se prevé que 42.000 millones de dólares estadounidenses estén dirigidos a tecnologías renovables, pero es necesario también -ha destacado el analista- apoyar la inversión del sector privado, para lo que se necesitan políticas que apoyen estas inversiones.

Previsiones

En relación a las previsiones futuras, el estudio, en su escenario central (main case), pronostica que la capacidad eléctrica con renovables a nivel global aumentará más de un 60% hasta 2026 (vs. 2020), lo que equivaldría a la capacidad total actual de generación con combustibles fósiles y nuclear juntas. “Del total del incremento de la capacidad eléctrica en el mundo en este periodo, casi el 95% correspondería a instalaciones de renovables, con la solar fotovoltaica aportando más de la mitad de dicho crecimiento”, ha dicho Bahar. El principal motor de este aumento son las políticas de apoyo gubernamentales, y los ambiciosos objetivos en materia de energía limpia que fueron anunciados antes y durante la CoP 26 de Glasgow.

China

El estudio también examina el desarrollo de las energías renovables por regiones, observando un crecimiento en todas ellas, especialmente en China -principal líder en volumen de nueva capacidad-, y donde se espera alcanzar un total de 1.200 gigavatios (GW) de eólica y solar en 2026. “El gigante asiático continúa demostrando sus fortalezas en tecnologías limpias y, con la expansión de renovables prevista, podría estar en la senda de alcanzar su pico de emisiones de CO2 bastante antes 2030, en concreto lo adelantaría 4 años”, ha subrayado el analista.

India también se está convirtiendo en un líder en renovables. “Es muy destacable -ha explicado Bahar- el crecimiento que se está produciendo en este país, lo cual apoya el objetivo anunciado por el Gobierno de alcanzar los 500 GW de capacidad de electricidad renovable en 2030 y su potencial de acelerar la transición energética”.

Por su parte, en Europa (con un crecimiento esperado del 50% de capacidad instalada hasta 2026) y los Estados Unidos, las renovables también están teniendo una aceleración significativa. Estos cuatro mercados juntos (China, India, Europa y Estados Unidos) representan el 80% de la expansión de la capacidad renovable a nivel global.

Por tecnologías

Entrando en el análisis por tecnologías, Bahar reiteró que la solar fotovoltaica sigue siendo el motor del crecimiento de la electricidad renovable en el mundo, con una previsión de aumento de nueva capacidad del 17% en 2021 (vs 2020), alcanzando un nuevo récord anual de casi 160 GW.

En el periodo de análisis (2021-2026), la AIE espera que la nueva capacidad eólica terrestre aumente en promedio casi 25% más que durante los cinco años anteriores. El Informe AIE Renovables 2021 prevé que la capacidad total eólica marina se triplicará "con creces" para 2026, representando ese año el 20% del mercado eólico global.

La hidráulica, la termosolar, la geotérmica y la bioenergía... críticas

La AIE considera por lo demás que otras energías renovables gestionables, como la hidráulica, la bioenergía, la geotérmica o la solar de concentración, son "críticas para apoyar la integración de más eólica y solar". Sin embargo, la AIE alerta en su estudio: su crecimiento se podría ralentizar por (1) sus costes relativos más elevados, o (2) la falta de políticas de apoyo suficientes, entre otros factores.

En cuanto a los biocombustibles, Bahar ha señalado que también su crecimiento se está viendo afectado por el contexto de precios actuales, pero que, a pesar de ello, su demanda en 2021 sobrepasará los niveles de 2019, recuperándose de la gran caída sufrida en 2020 por las limitaciones de movilidad provocados por la pandemia.

El Informe espera que la demanda de biocombustibles crezca con fuerza hasta 2026, con Asia representando casi el 30% de la nueva producción. Además, señala que India irá tomando más protagonismo, "hasta convertirse en el tercer mayor mercado de etanol a nivel mundial, detrás de Estados Unidos y Brasil".

Hidrógeno

El documento también recoge el impacto a futuro para las renovables debido a la introducción de hidrógeno verde, destacando, entre otros aspectos, la puesta en marcha de dieciocho gigavatios (18 GW) de potencia renovable adicional para electrolisis a nivel mundial hasta 2026.

Así mismo, se refiere a las previsiones de desarrollo futuro de almacenamiento de energía a través sobre todo de bombeo, y también de baterías y termosolar donde, juntos, se espera un crecimiento del 56% en el período 2021-2026.

Los Gobiernos pueden hacer más

El análisis de la AIE muestra que los Gobiernos podrían acelerar aún más el crecimiento de las renovables, derruyendo barreras como las relacionadas con la agilización de permisos administrativos de los proyectos, su integración y permisos de acceso a la red, los problemas de aceptación social, y contar con una adecuada remuneración.

Otro obstáculo importante, especialmente en los países en desarrollo, son los altos costes de financiación. En el escenario del informe denominado “accelerated case”, que asume se superan algunos de estos obstáculos, la nueva capacidad renovable incorporada anualmente hasta 2026 es en promedio 25% mayor de lo previsto en el escenario central (main case).

Aun en este escenario de despliegue más acelerado, subrayó, “el mundo todavía estaría muy por debajo de la senda necesaria para alcanzar emisiones netas cero para mediados de siglo. Lograrlo requeriría una tasa de crecimiento de la capacidad de energía renovable durante el período 2021- 26, casi del doble de la estimada en el escenario central. También significaría -continúa el informe- un crecimiento promedio anual en la demanda de biocombustibles cuatro veces mayor, y una demanda de calor renovable que casi se triplique. Existe una gran oportunidad para un crecimiento adicional de las energías renovables en los paquetes de estímulo económico, con políticas adecuadas y eficientes”.

Fuente:https://www.energias-renovables.com/panorama/el-crecimiento-a-nivel-mundial-de-las-20220121