Google  ha aumentado el valor de la energía eólica que produce en un 20% después de instalar su propio software de inteligencia artificial (AI) en sus instalaciones de energía renovable más grandes de EEUU.

La semana pasada, al publicar una actualización en el blog de su compañía, el personal de Google confirmó que su decisión de aplicar algoritmos de aprendizaje automático en 700 MW de capacidad eólica el año pasado había dado sus frutos.

Los algoritmos, desarrollados por DeepMind, la firma de soluciones de inteligencia artificial propiedad de Alphabet Inc, empresa matriz de Google, permiten a Google predecir la producción de energía de un parque eólico con 36 horas de antelación, teniendo en cuenta factores como las previsiones meteorológicas y la fluctuación del mercado energético.

El sistema de Deepmind consiste en redes neuronales, sistemas computacionales modelados en el cerebro humano. Google ha capacitado a estas redes para predecir la variabilidad de las salidas de energía eólica y las fluctuaciones de los precios del mercado energético.

Una vez que se han realizado estas predicciones, la tecnología recomienda las acciones que debe tomar el personal de Google para entregar la energía comprometida de forma óptima por horas, garantizando la estabilidad de la red y que la empresa reciba el precio más alto posible por su energía limpia.

“No podemos eliminar la variabilidad del viento, pero nuestros primeros resultados sugieren que podemos usar el aprendizaje automático para hacer que la energía eólica sea lo suficientemente más predecible y valiosa”, dijo el gerente del programa de DeepMind, Sims Witherspoon.

“Nuestra esperanza es que este tipo de enfoque de aprendizaje automático pueda fortalecer la comercialización de la energía eólica e impulsar una mayor adopción de energía libre de carbono en las redes eléctricas de todo el mundo”.

Google ha estado impulsando el 100% de sus operaciones con energía renovable desde abril de 2018. El año pasado, el 99% de los ingresos de Alphabet Inc, que ascendieron a 111.000 millones de dólares, se debieron a energía limpia y otras tecnologías bajas en carbono.

Centros de datos

Hasta la fecha, Google solo ha aplicado la tecnología DeepMind a sus proyectos de energías renovables en la región central de los EEUU, pero la empresa tecnológica ha expresado su deseo de extender el programa en los próximos meses y años. Google también continúa utilizando la plataforma DeepMind para controlar directamente los sistemas de refrigeración de sus centros de datos como una forma de reducir las emisiones y el consumo de energía.

En 2016, Google anunció que el uso de una combinación de AI y capacitación de empleados le había permitido reducir el consumo de energía en sus centros de datos en un 40%.  Desde entonces, se ha movido para permitir que DeepMind implemente sus propios cambios recomendados, en lugar de los realizados por el personal, en un intento por impulsar un mayor progreso.

En un intento por ayudar a otras empresas a aprovechar la inteligencia artificial y el aprendizaje automático para lograr sus objetivos de sostenibilidad, el año pasado Google lanzó un ‘Impact Challenge’ de 25 millones de dólares, que permite a las organizaciones de todos los tamaños presentar conceptos sobre cómo se puede utilizar la IA para aliviar y abordar sus principales retos sociales y medioambientales.

Fuente:https://elperiodicodelaenergia.com/google-usa-inteligencia-artificial-para-aumentar-la-eficiencia-de-la-energia-eolica/