Los días en que las nuevas plantas de gas sigan siendo competitivas frente a los proyectos solares a gran escala están tocando a su fin. Pero el aumento de las subastas competitivas de energías renovables significa que será difícil obtener ganancias, incluso en un mercado en expansión.

Para 2023, creemos que la energía solar será más barata que el gas en casi todo el mundo“, dijo Tom Heggarty, analista de energía solar de Wood Mackenzie Power & Renewables, en la Cumbre GTM Solar en Phoenix.

Las nuevas plantas de gas de ciclo combinado siguen siendo competitivas con la nueva energía solar a gran escala en muchos mercados grandes, desde China hasta el Reino Unido y Corea del Sur. Pero eso empezará a dejar de ocurrir a principios de 2020, ya que los costos de los equipos continúan cayendo y las subastas competitivas proliferan, dijo Heggarty.

A pesar de todo, las noticias no son tan buenas para el mercado solar mundial. El mercado anual, según los datos de Woodmac,  no logró romper la marca de 100 gigavatios en 2018 como se esperaba, debido principalmente a la desaceleración inducida por las medidas de política energética chin as.

India también presentó un crecimiento más débil de lo esperado el año pasado, ya que se cancelaron o postergaron 14 gigavatios de subastas, o se anularon proyectos adjudicados.

2018 fue el primer año sin un precio récord para un acuerdo de compra de energía solar, después de una larga serie de registros en mercados tan diversos como Sudáfrica, Estados Unidos, Marruecos y Arabia Saudita.

Pero los reveses en cualquier mercado, incluso China, se están volviendo menos importantes a medida que la industria echa raíces en todo el mundo. China representó el 35% de las instalaciones solares globales hasta 2018, pero esa participación caerá al 27% en el período 2019-2024, predice WoodMac.

Estos son algunos de los puntos brillantes en el horizonte para el mercado global, según Heggarty, y que recoge GTM:

Australia era un “gigante dormido” que finalmente ha despertado y, en 2018, instaló 4 GW de nueva capacidad solar, lo que lo convierte en el quinto mercado más grande del mundo. Australia, además, venció a Estados Unidos al llegar a los 2 millones de instalaciones solares por unos pocos meses, y eso a pesar de tener solo 9 millones de hogares. “La energía fotovoltaica ahora está realmente en auge en Australia”, dijo Heggarty.

Europa, después de un largo período de estancamiento, está comenzando a mostrar nuevamente un crecimiento sostenido, y podría reverdecer viejos laureles. 2019 será un año importante cuando los países de la UE establezcan formalmente sus objetivos 2030 para la reducción de emisiones y la energía renovable, incluido el diseño de planes detallados para alcanzar esos objetivos.

“Estamos esperando que se confirmen las tuberías de la subasta; más medidas de apoyo para la DG; Pensamos que la energía solar comunitaria se convertirá en un sector realmente interesante en Europa ”, dijo Heggarty. “También creemos que se eliminarán las barreras que existen para los PPA corporativos”.

Arabia Saudita es probablemente el mercado emergente que despierta mayor optimismo”,  dijo Heggarty. “La oportunidad económica y la justificación de la energía solar en Arabia Saudita son muy claras”. Arabia Saudita sigue siendo muy dependiente del petróleo para la generación de energía. Durante los meses de verano, el reino quema 900.000 barriles de petróleo diarios en electricidad, equivalente al 1% de la demanda mundial de petróleo.

Arabia Saudita parece haberse alejado de su plan solar de 200 gigavatios , y en su lugar adoptó un objetivo más “realista” de 40 gigavatios para 2030, dijo Heggarty. Se espera que el país sea uno de los 10 principales mercados mundiales de energía solar en la próxima década, agregó, con medidas concretas tomadas en 2019.

Competir hasta el final

Con el mundo de oportunidades que se le abre a la industria solar, esta sigue siendo un lugar desafiante para obtener ganancias, y tal vez cada vez más.

El sector se está moviendo rápidamente de un sistema de ayudas mediante la aplicación de tarifas de alimentación (FiT) a otro mucho más competitivo de subastas o licitaciones. A Alemania le costó 17 años cambiar de la FiT a un modelo de subasta competitiva. China y Vietnam tardaron solo tres años, y Camboya recientemente abandonó sus planes de una FIT para pasar directamente a las subastas.

El aumento de las subastas ha dado lugar a ofertas “extremadamente agresivas”, y las barreras de entrada son bajas para las empresas que buscan desarrollar o construir grandes plantas solares. “No solo las eléctricas y los productores de energía independientes pueden ingresar a este tipo de mercados; “Hay toda una gama de compañías que están comenzando a ofertar en una amplia gama de países”, dijo Heggarty.

Una competencia tan intensa significa que los licitadores ganadores suelen ver rendimientos de capital en la región del 5 al 7%. La compresión del margen afecta a “todos en la cadena de valor solar”, dijo Heggarty.

El mercado solar global está preparado para el crecimiento a medida que se expanden las subastas, agregó, “pero estos son mercados bastante difíciles para operar”.

Fuente:https://elperiodicodelaenergia.com/las-plantas-fotovoltaicas-seran-mas-baratas-que-el-gas-natural-en-casi-todo-el-mundo-en-2023/