Las matriculaciones de vehículos eléctricos crecieron en el mes de febrero un 75,2% en España, hasta 1.759 unidades, mientras que las ventas del conjunto de automóviles electrificados, híbridos y de gas se incrementaron un 50,4%, hasta 16.303 unidades, según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac).

Todas las categorías de vehículos ‘eco’ aumentaron sus entregas en el mes de febrero excepto la de propulsados por gas, que redujo sus ventas un 53,4% respecto al mismo mes del ejercicio anterior, hasta 1.108 unidades. El mes pasado, se entregaron 1.210 unidades de vehículos híbridos enchufables, un 182% más.

Las ventas de modelos híbridos convencionales crecieron un 73,9% respecto al segundo mes de 2019, con 12.225 unidades. Por todo ello, el total de vehículos alternativos supuso el 14,5% del mercado automovilístico español en febrero.

Por su parte, se matricularon 53.300 unidades de vehículos de gasolina en febrero, un 13,9% menos, aunque supusieron más del 47% del mercado. En cuanto a los modelos propulsados por diésel, este combustible representó el 38% del mercado, con 42.917 unidades, un 8,6% menos.

En lo que va de año se entregaron 3.580 vehículos eléctricos, un 98,34% más, representando el 1,66% del total del mercado automovilístico español. El conjunto de los vehículos alternativos representó entre enero y febrero el 15,3% del mercado, con 32.903 unidades, un 48% más.

Nueva normativa europea

Ante estas cifras, desde la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (Aedive) y la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam) han asegurado que la nueva normativa europea de emisiones ha impulsado las ventas de modelos eléctricos en el mercado español.

Sin embargo, han considerado necesario poner en marcha un plan de acción que permita acelerar el ritmo de penetración del vehículo eléctrico en el parque automovilístico español, lo que pasa por un «replanteamiento» de los planes de ayudas.

A su juicio, el Gobierno de Pedro Sánchez tiene que considerar el achatarramiento como un «aliciente» y no como una «condición necesaria» en la nueva edición del plan Moves que tiene previsto poner en marcha, ya que las empresas y los organismos públicos compran el 48% de los vehículos eléctricos, pero en régimen de renting en su mayoría, por lo que no pueden dar de baja ningún coche a cambio.

«De lo que se trata es de no frenar el acceso a las ayudas. Aquellos que cuenten con un vehículo antiguo para achatarrar y quieran acceder a un modelo eléctrico, que dispongan de una cantidad de incentivo mayor que los que no cuenten con esta moneda de cambio», ha solicitado el presidente ejecutivo de Ganvam, Raúl Palacios.

Fuente: https://elperiodicodelaenergia.com/las-ventas-de-coches-electricos-crecen-un-752-en-febrero-hasta-1-759-unidades/