España es uno de los países que más subsidios da a la energía en la UE. Este miércoles la Comisión Europea ha dado a conocer un informe sobre las ayudas al sector energético que ascienden a los 159.000 millones de euros anuales en el ejercicio de 2018.

En el caso español, la cantidad de subsidios se sitúa sobre los 18.000 millones de euros, en su mayoría a las energías renovables que se pagan a través de la factura de la luz. Esta cifra la sitúa en la cuarta posición que más dinero destina a la energía solo por detrás de Alemania, Italia y Francia. Pero si se tiene en cuenta esta cifra con el PIB del país, España destina al sector energético el 1,5% del PIB, y sería el tercero entre las principales economías europeas por detrás de Italia y Alemania.


España es el perfil medio de la UE aproximadamente. La mayoría de los subsidios en 2018 se produjeron en el sector energético (92.000 millones de euros), seguido de industria (20.000 millones de euros), hogares (17.000 millones de euros), transporte (13.000 millones de euros) y agricultura (5.000 millones) en 2018.

Las energías renovables recibieron casi las tres cuartas partes de los subsidios en el sector energético, mostrando la importancia continua de los subsidios renovables para apoyar su despliegue en el sector energético.

En el caso español, las ayudas a las renovables representan las dos terceras partes, mientras que un tercio aproximadamente a los combustibles fósiles.

En los últimos años, la importancia de los instrumentos ha disminuido para los nuevos proyectos de renovables principalmente debido a la caída de los costos de inversión de la generación eólica y solar, conduciendo a un menor crecimiento de las subvenciones renovables en la UE. Las tres renovables más importantes las tecnologías (solar, eólica y biomasa) recibieron el 30%, 22% y 16% de los subsidios totales de la energía.

Los tres instrumentos de subvención más importantes para promover las energías renovables fueron las feed-in tarifs (que todavía representan el 70% del total de los subsidios renovables), primas de alimentación y cuotas renovables con certificados negociables.


Además del sector energético, las energías renovables también juegan un papel en el transporte, con alrededor del 10% de las subvenciones del sector relacionadas con los biocombustibles.

Combustibles fósiles

En cuanto a los subsidios a los combustibles fósiles, la Unión Europea destina más de 50.000 millones de euros anuales. También en este caso, España es el cuarto país que más ayudas otorga. Según la gráfica España da unos 4.400 millones de euros aproximadamente, el 0,4% del PIB, en subsidios a los combustibles fósiles.



Es este capítulo, el de las ayudas a los combustibles fósiles una de las mayores preocupaciones para la Comisión Europea. Los 50.000 millones anuales son considerados una cifra muy alta. Para poner en contexto, las inversiones en nueva capacidad de generación de energía eólica ascendió a 16.000 millones de euros en 2018 en la UE, mientras que las inversiones en generación de energía solar fueron de alrededor de 8.000 millones de euros en el mismo período. Además las inversiones en redes eléctricas ascendieron a 31.000 millones. Es decir, que prácticamente se destina lo mismo a invertir en renovables y redes que a subvencionar los combustibles fósiles.

Y claro, en una UE que pretende liderar la lucha contra el cambio climático no es de recibo que se den tantas ayudas a las tecnologías más contaminantes.

Según los planes nacionales de energía y clima de los 27 solo se reconocen 55.000 millones de euros de los 159.000. Es como si les diera vergüenza reconocer que están primando a un sector económico como el energético.

Así, en ocho planes nacionales de energía y clima, las subvenciones no se cuantificaron y otros cuatro planes nacionales de energía y clima no proporcionaron información alguna sobre las subvenciones. Cuatro Estados miembros proporcionaron solo información parcial. Solo seis Estados miembros (Austria, Alemania, Francia, España, Letonia y Lituania) incluyeron un cronograma para la eliminación de al menos una parte de los subsidios existentes. Cuatro Estados miembros (Croacia, Chequia, Finlandia y Malta) declararon explícitamente que no tienen planes de eliminar gradualmente los subsidios que ayudan a la transición energética.

Por todo ello, Bruselas les ha pedido que sean más explícitos a la hora de informar sobre los subsidios a la energía.


Fuente:https://elperiodicodelaenergia.com/espana-cuarto-pais-europeo-que-mas-subsidios-da-a-la-energia-2-3-a-las-renovables-el-resto-a-combustibles-fosiles/