El Instituto Fraunhofer de Sistemas de Energía Solar ISE acaba de publicar una guía sobre el uso doble de la tierra para agricultura y energía fotovoltaica (agrivoltaica). La guía, titulada Agrivoltaica: oportunidades para la agricultura y la transición energética está realizada con un enfoque que aumenta la eficiencia de la tierra y podría desactivar futuros conflictos sobre el uso de la tierra agrícola. El objetivo es brindar a los agricultores, municipios y empresas consejos prácticos sobre cómo utilizar la ‘agrivoltaica’.

La agrivoltaica trae la generación de energía solar y la agricultura bajo un mismo techo. Por tanto, un área puede servir tanto para la producción agrícola de alimentos y piensos como para la generación de energía solar al mismo tiempo. «Esto reduce la competencia por las tierras agrícolas y contribuye a un uso más eficiente de la tierra», dice Max Trommsdorff, líder del grupo de agrivoltaica en Fraunhofer ISE.

Además, la agrivoltaica puede ofrecer protección contra el granizo, las heladas y los daños por sequía y hace que las películas protectoras y otros materiales sean superfluos. Una reducción en las cargas de viento y la radiación solar también puede contribuir a un menor consumo de agua en la agricultura.

Para algunos cultivos herbáceos, los módulos solares montados pueden incluso conducir a un aumento en los rendimientos agrícolas, como demuestran proyectos de investigación como el de APV-RESOLA (ver vídeo). Además, la generación de energía solar crea fuentes adicionales estables de ingresos para las granjas y, por lo tanto, aumenta la resistencia de muchas granjas a las malas cosechas.

El potencial de la tecnología es alto: entre todas las aplicaciones fotovoltaicas, la agrivoltaica ofrece oportunidades particularmente grandes. Solo alrededor del 4% de la tierra cultivable alemana sería suficiente para cubrir toda la demanda actual de electricidad en Alemania. Esto requeriría alrededor de 500 gigavatios de capacidad instalada. Los costos también son impresionantes. Con costos de producción de electricidad entre 7 y 12 centavos por kilovatio hora, la agrivoltaica ya es económica en la actualidad.

La guía describe el desarrollo internacional de una tecnología aún joven, por ejemplo en los Estados Unidos, Francia o Chile, y muestra ejemplos de aplicaciones exitosas. También señala los obstáculos para el uso de agrivoltaica en Alemania. En la mayoría de los casos, los sistemas agrivoltaicos no reciben actualmente ninguna remuneración de alimentación que cubra los costos de la Ley de Fuentes de Energía Renovable (EEG) y el uso agrícola está excluido de los subsidios agrícolas de la UE. La agrivoltaica de área neutral tampoco está privilegiada en el código de construcción. Todo esto inhibe el uso de la tecnología.

Para eliminar los obstáculos, los autores de la guía proponen cambios que deberían integrar mejor la agrivoltaica en el marco regulatorio. La participación temprana de los ciudadanos locales como criterio de éxito decisivo también se destaca en las directrices agrivoltaicas. «Con las medidas propuestas, el enorme potencial de la agrivoltaica podría aprovecharse con éxito», dice seguro Max Trommsdorff. «Serían buenas noticias para el clima y la agricultura».

Fuente:https://elperiodicodelaenergia.com/agrivoltaica-o-como-dar-un-uso-mas-eficiente-a-la-tierra-agricola/