La Cumbre Climática llega a su fin y las negociaciones todavía están dando vueltas en torno a la mecánica del mercado de CO2 y el debate de «pérdidas y daños» entre las naciones en desarrollo y los países desarrollados. Es difícil vaticinar si surgirá algo concreto en términos del plan de acción sobre el cambio climático, pero por el momento los objetivos siguen siendo extremadamente vagos y conflictivos.

El año 2019 va a ser enmarcado por el sector fotovoltaico europeo y especialmente por el español durante muchos años. Según el «EU Market Outlook 2019-2023» de Solar Power Europe presentado durante el evento ‘A Solar-Centered Energy Mix to Fight Against Climate Change’ celebrado en la COP25, 2019 se ha convertido en uno de los mejores años para la energía solar en la Unión Europea.
El Ayuntamiento de La Frontera ha aprobado de forma inicial la modificación de la ordenanza fiscal eeguladora del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) con el objetivo de incluir una bonificación para los inmuebles que instalen sistemas energéticos basados en energías renovables.

Sostenibilidad o protección del medio ambiente son dos cuestiones básicas que inmediatamente aparecen cuando se habla de energías renovables. Pero a nivel productivo también tienen un papel cada vez más importante, y esa es otra de las razones por las que, tanto desde el sector energético como desde el productivo y desde los propios estados, los esfuerzos por facilitar la implantación y generalizar el uso de energías renovables no cesan.

El proyecto denominado Objetivos de Desarrollo Sostenible del Archipiélago Canario que encabeza el Gobierno tiene ante sí tantas oportunidades como dudas a despejar.