Vortex Bladeless es una startup española que persigue un único objetivo: el desarrollo y la comercialización de un nuevo tipo de aerogeneradores sin palas ni engranajes que oscilan en lugar de rotar.

La apuesta noruega por las energías renovables mira en todas direcciones. El país escandinavo genera ya el 98% de su electricidad con tecnologías renovables, se ha dado siete años para que todos los vehículos que transiten por sus calles y carreteras sean eléctricos (ese es el objetivo que se ha fijado para 2025) y no parece tenerle ningún miedo al frío, pese a su vecindad con el Círculo Polar Ártico: el Gobierno se ha propuesto abandonar el gas como fuente para calefacción a partir de 2020. [Foto: Statkraft].

Una de las causas por las que España tiene una de las facturas de la luz más caras de toda Europa son los impuestos. Aparte del Impuesto Especial a la Electricidad, fomentado para financiar el carbón nacional, superior al 5% que se paga a través de la factura, también se aplica el Impuesto del Valor Añadido, más conocido como IVA.

El gigante tecnológico Facebook se ha puesto como objetivo ser 100% renovable en 2020. Así lo ha asegurado en el blog corporativo de la empresa: “Hoy nos comprometemos a reducir nuestras emisiones de gases de efecto invernadero en un 75% y potenciar nuestras operaciones globales con un 100% de energía renovable para finales de 2020“.

Alemania se ha convertido en el paraíso del autoconsumo en Europa, pero además allí cada vez son más los hogares y las empresas que han decidido ponerse baterías de almacenamiento en sus instalaciones para poder aprovechar mejor sus consumos energéticos.