El físico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., catedrático de la Universidad de Málaga y vicepresidente de la Fundación Renovables, ha analizado en detalle los ahorros que se consiguen en la factura eléctrica con un sistema de autoconsumo fotovoltaico en Málaga. Y con distintos supuestos. Estos son los resultados.

El hidrógeno está ganando protagonismo como un componente crítico de la transición energética, ya que el importante apoyo político y el compromiso del gobierno con la descarbonización profunda están estimulando las inversiones en hidrógeno. Este impulso que se ha construido a lo largo de toda la cadena de valor está acelerando la reducción de costos en la producción, transmisión, distribución, venta minorista y aplicaciones finales de hidrógeno, dice la firma de análisis y datos GlobalData.

Una nueva encuesta del Eurobarómetro hecha pública hoy indica que los ciudadanos europeos creen que el cambio climático es "el problema más grave al que se enfrenta el mundo". Más de nueve de cada diez encuestados consideran el cambio climático un problema grave (el 93%), y casi ocho de cada diez (el 78%) lo consideran muy grave. Por otro lado, la ciudadanía es abrumadoramente partidaria (81%) de destinar más ayudas públicas a las energías renovables, incluso  si ello se traduce en menores subvenciones a los combustibles fósiles.

El consumo de energía primaria en EEUU totalizó 93 billones de unidades térmicas británicas (quads) en 2020, o 7 quads menos que en 2019. Los combustibles fósiles (petróleo, gas natural y carbón) representaron el 79% del consumo total de energía de EEUU en 2020. Aproximadamente el 21% del consumo de energía en 2020 provino de fuentes de combustibles no fósiles como las renovables y la nuclear, la proporción más alta desde principios del siglo XX, según los datos de la Revisión mensual de energía de la Administración de Información  de Energía de Estados Unidos (EIA).
Un nuevo informe del grupo de expertos financieros Carbon Tracker ha señalado con el dedo a China, India, Indonesia, Japón y Vietnam, como responsables del 80% de las nuevas plantas de carbón planificadas en el mundo, más de 300 GW de nueva capacidad de carbón que pone en peligro los objetivos climáticos del Acuerdo de París.