El número de vehículos eléctricos en Europa supera el millón de unidades. Así lo dice un nuevo informe de EV Volumes con datos a 30 de junio de 2018.

Las máquinas van ganando terreno poco a poco. La era de la inteligencia artificial se apodera de casi todo lo que sale a su paso. Uno de los últimos ejemplo procede del gigante tecnológico Google. La compañía ya solo utiliza Inteligencia Artificial para reducir el consumo energético de sus centros de datos.
Las bombillas halógenas no se podrán fabricar ni vender a partir del 1 de septiembre de 2018, cuando entre en vigor una normativa europea que tiene como objetivo favorecer el uso de tecnologías LED más eficientes y sostenibles, una medida que ha sido acogida con satisfacción por parte de ecologistas y científicos en España.

París y otras 18 ciudades del mundo se han comprometido a que para 2030 todos los nuevos edificios construidos sean de “energía cero”, lo que implica que cubren con fuentes renovables sus necesidades energéticas y, por lo tanto, no emiten dióxido de carbono (CO2).

Según un informe de la consultora GlobalData la capacidad eléctrica total instalada en España pasó de 55,5 GW en el año 2000 a 104,4 GW en 2017, con una tasa de crecimiento anual del 3,8%. Se espera que el crecimiento continúe, aunque se reducirá el ritmo a un 1,8% al año, entre 2018 y 2030. Entonces España contará con 131,1 GW y las renovables, sin incluir la hidráulica, representarán casi el 50% de esa potencia.