A diferencia de otras celebraciones con similares resonancias, ésta está promovida por las organizaciones de la sociedad civil en un intento de llamar la atención de la ciudadanía sobre la necesidad de dar entrada de una vez a la energía solar (las renovables, en general) en nuestro modelo energético, si no queremos que sea el propio sol -que en su momento hizo posible la vida – quien acabe siendo quien la impida.

Los costes cada vez más competitivos de los sistemas solares térmicos, el creciente interés de los clientes comerciales e industriales y las políticas de aire limpio están propiciando que la climatización con energía solar haya emprendido un cambio de tendencia y esté creciendo en buena parte del mundo, según el informe Solar Heat Worldwide 2019, publicado a principios de mes por el Programa de Calor y Frío Solar de la Agencia Internacional de la Energía (IEA SHC).

Las Islas deben enfocar sus acciones en la modificación del modelo energético l La acidificación de los océanos, un síntoma.

La red de transporte de electricidad está gestionada en nuestro país por Red Eléctrica (REE), compañía privada que aún mantiene una participación del Estado del 20%. Consta de 44.000 kilómetros de líneas de alta tensión y más de 5.500 subestaciones, lo que forma una red mallada, fiable, segura y con unos índices de alta calidad. El tiempo de interrupción medio en 2018 fue de tan solo 0,5 minutos.

La eficiencia energética sigue siendo a día de hoy la hermana pequeña de la transición energética en España, pese a su enorme potencial para reducir las emisiones, porque es un recurso enormemente infrautilizado por los ciudadanos, las empresas y las administraciones públicas.