Alemania tiene como objetivo abastecer toda su demanda de electricidad a partir de fuentes de generación de energía renovable para 2035, según un borrador del documento del gobierno al que ha tenido acceso Clean Energy Wire
El consumo energético de una desaladora de última generación, que hoy ronda los tres kilovatios hora de electricidad por cada metro cúbico de agua dulce producida (3 kWh/m3), ha ido reduciéndose desde valores superiores a los 20 kWh/m3 en los años 60 del siglo pasado hasta ese valor actual. Pues bien, el Cabildo de Gran Canaria está impulsando dos "soluciones piloto emergentes de desalación de agua" con las que quiere desalar agua de mar a menos de 1,5 kWh/m3.

La fabricación de energías renovables de China ha emergido a partir de 2021 más grande y más competitiva que nunca. Los mercados occidentales se están beneficiando del comercio con el ‘IKEA’ de la transición energética, pero equilibrar la dependencia de los proveedores de tecnología chinos con los intereses locales es ahora un desafío político y ambiental clave, dice Wood Mackenzie.

Lo dice «El papel del consumidor y de la gestión de la demanda en la transición energética», informe que publicó ayer la Fundación Naturgy y que ha elaborado la consultora PWC. El documento, de más de 70 páginas, observa en las comunidades energéticas "múltiples beneficios, ya que pueden proporcionar flexibilidad y, cuando se conectan al sistema de energía principal, aumentan la confiabilidad y resistencia de todo el sistema". El informe, que recoge casos de éxito de comunidades energéticas, concluye que el autoconsumo, las baterías y los agregadores de demanda son herramientas con las que la ciudadanía puede acelerar la transición hacia un modelo energético más sano (descarbonizado) y más barato.

La Asociación de Comercializadores Independientes de Energía (ACIE) ha presentado el Estudio sobre la figura de las Comunidades Energéticas Localeselaborado por PWC. Un análisis que pone de manifiesto cómo la falta de regulación afecta al desarrollo de las CCEE y plantea nuevas oportunidades en torno a esta figura para mejorar el autoconsumo, los servicios energéticos y la gestión activa de la demanda.